DestacadosEntrevistasNotas MinerasNoticias
Trending

Penetración en más de 50 países marca el rumbo de COPPER3D

  • La empresa nacional ya ha levantado tres fondos de investigación con la NASA, tienen oficina en Chile, Estados Unidos y Holanda; y Europa, Norteamérica y Asia-Pacífico demandan sus soluciones bactericidas con nanotecnología de cobre.

Daniel Martínez, Chief Innovation Officer; Andrés Acuña, CEO; Valia Mimiça, director of Commercial Strategy; and Dr. Claudio Soto, Chief Medical Officer.

La pandemia sin duda ha golpeado al mundo entero, sin embargo, ha sido una gran oportunidad para algunos que han sabido adaptarse rápidamente para atender las nuevas necesidades globales. Es el caso de la chilena Copper3D, empresa creada el año 2018 por el kinesiólogo Daniel Martínez, el ingeniero civil Andrés Acuña y el médico fisiatra Claudio Soto, quienes se plantearon innovar con nanotecnología para crear “objetos antibióticos” que pudieran evitar infecciones y salvar vidas a escala global.

Hoy, a más de un año y medio del estallido del coronavirus, que llevó al mundo a encerrarse producto de la pandemia, quisimos conversar con Daniel Martínez, director de Innovación de Copper3D, para conocer su visión de cómo el mundo ha enfrentado esta crisis sanitaria y conocer los principales desafíos que tiene la compañía por delante.

LA OPORTUNIDAD PARA EMPRENDER

“Esto ha sido tremendo, a todo nivel y de manera global. Esta pandemia creo que nos ha servido para darnos cuenta de que vivimos en tiempos extremadamente complejos, volátiles y de mucha incertidumbre. En estos contextos, es difícil planificar a mediano o largo plazo y nos obliga a todos (personas, familias, empresas, organizaciones de todo tipo, sociedades, países, etc.) a tener un abordaje mucho más flexible y actuar con rapidez de acuerdo a los cambios del entorno. Este último año y medio lo que hemos visto es que, independiente del modelo que impera en cada país, de la política, de la gestión interna, de la cultura o del grado de desarrollo o riqueza de cada nación, esta pandemia nos ha demostrado que ante las fuerzas de la naturaleza (una pandemia es una de estas fuerzas), no hay más alternativa que alinear esfuerzos internacionales, articular tecnologías, compartir buenas prácticas y ser capaces de adaptar rápidamente las medidas de salud de acuerdo a los nuevos avances y validaciones científicas que van apareciendo. Aún tenemos mucho que aprender de este nuevo contexto mundial”, afirma Daniel.

En Copper3D esto lo ven como una oportunidad, ya que justamente están en un sector en que sus soluciones antimicrobiales pueden tener un rol preponderante en este nuevo contexto mundial.

“Nuestro core business va a continuar estando en el mundo de la Impresión 3D Antimicrobial, sector donde somos pioneros y líderes mundiales, pero también estamos observando que el campo de acción de este tipo de tecnologías antimicrobiales pueden generar un gran impacto en otras áreas fuera de la salud, como en las industrias aeroespaciales, automotriz, packaging de alimentos o productos de consumo masivo. Sin duda, Copper3D a futuro también tendrá un rol importante en este tipo de industrias”, explica Martínez.

– ¿Cómo han logrado captar las oportunidades para ir innovando en las tecnologías y productos que ustedes ofrecen?

Hemos sido capaces de construir una marca muy potente en nuestro sector, lo que sumado a algunos hitos importantes, como los tres fondos de investigación que hemos levantado con NASA, nos han permitido tener una visibilidad internacional muy relevante en el sector «Antimicrobial». Esto, además, ha traído como consecuencia que muchas empresas de otras industrias, fuera de impresión 3D, se hayan acercado a nosotros para hacer desarrollos colaborativos en distintas verticales de negocio. Por esto mismo, el desafío más importante es entender muy bien en cuáles de esos desarrollos nos involucramos, cuáles de estos proyectos se alinean mejor con nuestro portafolio de innovación y descartar aquellos que nos desvían mucho de nuestro plan.

– ¿Cuáles son los materiales antimicrobianos que hoy ofrecen para impresión 3D y cuál es su alcance? 

Nuestros principales materiales en el sector de filamentos son PLACTIVE® y MDflex®, que se venden a través de nuestra red de distribuidores en más de 50 países. Próximamente, estaremos lanzando Glaciarys AR3®, la primera resina antimicrobial para impresión 3D SLA de alta resolución, que también será comercializada a través de esta misma red de distribuidores, pero, también a través de canales propios de e-commerce.

-Sabemos que la presencia de cobre en los materiales que ustedes desarrollan es esencial para reducir la carga bacteriana: ¿Cuál es su visión de este material y sus perspectivas futuras en nuevos usos (más allá de los conocidos tradicionalmente)?

Esta es justamente la conversación constante que tenemos como equipo. El año 2020 cambió muchas cosas a nivel mundial. Hoy la población mundial está muy concientizada del peligro que hay en las superficies y ambientes contaminados, por lo mismo, hay una demanda mundial y multi-industria por este tipo de soluciones antimicrobiales, que creemos que se mantendrá en un nivel alto en los próximos años. En el caso de algunas industrias, como por ejemplo en Salud, Medicina Personalizada, y en la Aeroespacial, pensamos que el uso de materiales, objetos y soluciones antimicrobiales se va a transformar de a poco en un nuevo estándar y en una medida extra en la contención de la transmisión de virus y bacterias.

– ¿En cuántos países están y cuál es el país en el que más han tenido demanda de sus productos?

Actualmente tenemos oficina en Estados Unidos y Holanda, llegamos con nuestros productos a más de 50 países y los mercados donde tenemos más demanda son Europa, Norteamérica y Asia-Pacífico.

– ¿Cuántas personas trabajan en Copper 3D, donde crean, innovan y elaboran los materiales?

En Copper3D trabajan 15 personas, pero si tomamos en cuenta los servicios de apoyo y las relaciones internacionales con partners estratégicos, podemos llegar fácilmente a 50 personas. Respecto del proceso de innovación y creación de nuevos productos y aplicaciones, también es un proceso que está atomizado y se articula principalmente entre Chile, Estados Unidos, Inglaterra, Dubai y Holanda, donde están algunos de nuestros socios estratégicos.

PRODUCTO ESTRELLA

– ¿Cuál es el producto estrella de Copper 3D?

Sin duda PLACTIVE® es el producto con el que nos hicimos muy conocidos en la industria de impresión 3D, fue nuestro primer producto y aún tiene mucha demanda mundial. Próximamente vamos a lanzar Glaciarys AR3®, la primera resina antimicrobial del mundo para impresión 3D SLA de alta resolución y creo que también va a marcar otro hito importante en nuestro portafolio de productos, ya que apunta directamente a un sector que va muy en alza que es el de Medicina Personalizada, es decir, la fabricación on demand de dispositivos médicos hechos a la medida de cada paciente.

– ¿Cuántos nuevos desarrollos tienen en carpeta para lanzar pronto? ¿Se puede decir cuándo lo estrenarán al mercado?

Nosotros trabajamos con un portafolio de innovación, esto significa que hay una serie de productos en desarrollo que forman parte del core business de la empresa (materiales de impresión 3D), y también otros productos en desarrollo que están fuera de este core business, pero que sabemos que van a tener una alta demanda en los próximos años. Acá no puedo contar mucho porque la mayoría de estos desarrollos tienen cláusulas de confidencialidad, pero de seguro cuando hagamos los lanzamientos respectivos, se van a enterar.

¿Cuántas veces han descargado la mascarilla de la cual liberaron el código para poder llegar a más lugares en el mundo? 

Ese fue un proyecto interesante, que no forma parte de nuestro core business declarado, pero que causó un gran impacto mundial por la gran demanda que había en ese minuto de mascarillas, en un contexto de quiebre de stock mundial y nosotros propusimos una mascarilla antimicrobial, reutilizable y en formato open source, de tal manera que cualquier persona podría descargarla de manera gratuita de nuestro website e imprimirla con una impresora de bajo costo y nuestros materiales antimicrobiales.

El resultado fue que se descargó 27,5 millones de veces y nosotros vendimos en 24 horas todo el stock de materiales que teníamos pensado vender en un año, lo que nos generó otro problema de rebote, ¡ya que ahora nosotros nos habíamos quedado sin stock de materiales y seguía habiendo una tremenda demanda mundial! Este es el tipo de situaciones que, como decía antes, genera un stress a todo nivel y nos obliga a adaptarnos de manera rápida y echar mano de las herramientas de la innovación y de la colaboración para poder hacer frente a contextos extremadamente inciertos y cambiantes.

– ¿Quiénes han sido sus principales aliados y clientes?

Tenemos una red internacional bien extensa de partners de desarrollo y colaboradores. En Chile, trabajamos en colaboración con la U. de Chile y con la U. de Los Andes. ProChile ha sido también un aliado muy estratégico en la internacionalización de Copper3D. Fuera de Chile, tenemos nexos con varias universidades y centros de investigación/innovación, además de una extensa red de distribuidores y resellers.

Hoy nuestros materiales están siendo usados desde startups en Australia, hospitales de la NHS en Inglaterra, en líneas de producción en empresas de alimentos en USA, hasta laboratorios de NASA, donde se está estudiando la performance mecánica y antimicrobial de nuestros materiales luego de ciclos sucesivos de reciclaje, que corresponde al estudio que vamos a realizar con el tercer fondo de investigación que nos ganamos este año.

– ¿Qué necesita una persona para que pueda imprimir su producto antimicrobial?

Solo una impresora 3D y alguno de nuestros materiales.

– ¿Cómo se han organizado para abordar la alta demanda que tienen actualmente?

Tenemos mucha ayuda de nuestros partners internacionales de distribución, pero lo que se viene ahora es que vamos a apuntar a tener un poco más de control de la comercialización de nuestro portafolio a través de e-commerce y un store de Amazon de Copper3D.

Entonces los desafíos inmediatos que se vienen son: afinar la logística internacional, ampliar el portafolio con una visión multi-industria y lograr un crecimiento sólido de la compañía en todas sus líneas de negocio. (Corporación Alta Ley. Editado para www.guiaminera.cl)

 

 

Artículos relacionados

Revisa también

Close
Close