DestacadosNoticias

Chile Sigue Siendo uno de los Distritos más Atractivos del Mundo para la Exploración Minera

  • En 2017 nuestro país concentró el 7,6% de la inversión mundial en exploración.
  • Cobre y oro son los principales recursos que concentran el interés de las empresas.
  • Según Cochilco, en 2017 se contabilizaron 114 compañías desarrollando casi 300 proyectos exploratorios en territorio chileno.

 

El año 2017 se invirtieron más US$600 millones en actividades de exploración en Chile. Esto representó el 7,6% de esos gastos a nivel mundial, sostuvo Diego Hernández, Presidente de SONAMI, en el último Foro Internacional de Exploraciones, que se realizó en abril en el marco de la Conferencia Internacional del Cobre, organizado por el CRU y el Centro de Estudios de la Minería y del Cobre (Cesco).

 

“Si nos medimos en PIB, Chile se coloca como en el primer lugar como destino atractivo de exploración. Latinoamérica captura en su conjunto un 30% y América en su totalidad, un 52%”, aclaró el representante del gremio empresarial minero más antiguo del país.

 

Hernández agregó que, en general, América es un destino importante en el mundo para la minería, tanto en el mediano como en el largo plazo y en ese contexto, Chile ocupa un lugar de privilegio. No obstante, indicó que “para que Chile siga siendo competitivo, debe contar con reglas claras, seguridad jurídica y un esfuerzo proactivo del Gobierno para atraer la inversión”.

 

El Presidente de Sonami, también planteó que hay una buena correlación entre lo que se gasta en exploración y el precio de los commodities. “Es decir, la industria no invierte en contra ciclos, pero hoy hay una reactivación y esperamos que haya un nuevo ciclo positivo de exploraciones”.

 

Hay 114 Compañías y casi 300 Proyectos en Chile

 

Estas expresiones hacen eco en el sector, tras conocerse también el último catastro de Cochilco, estudio que realiza desde 2012, con actualización anual. En esta versión se identificaron 114 compañías con proyectos de exploración en Chile de las cuales 79 son pequeñas de tipo junior, 15 son medianas, 4 de tipo estatal, nacionales (Enami) y agencias estatales extranjeras, y 16 en la categoría “otro tipo”, siendo estas empresas formadas por joint Ventures, las que declaran presupuesto de forma independientes de sus propietarias.

 

Estas compañías provienen principalmente de Canadá, Australia y Chile y su principal fuente de financiamiento es a través de la emisión de acciones en las bolsas de valores.  Cochilco identifica a las empresas exploradoras de pequeña y mediana escala, sin incluir empresas tipo major y sus proyectos de exploración en Chile.

 

De las 114 compañías identificadas, solo 43 se ellas reportaron actividades en el último año.  Asimismo, se identificaron 294 proyectos de exploración asociados a estas compañías, un poco más de la mitad de éstos tiene como mineral objetivo el cobre (53,7%), seguido del oro (25,5%) y en tercer lugar el hierro (4,1%). Con menores porcentajes de participación se identifican proyectos de plata, carbón, litio, fosfatos, óxidos de titanio, caliza, elementos de tierras raras, potasio y zinc.

 

Cabe destacar que sólo el 21,4% de estos proyectos reportó actividades durante el 2017, mientras que el 52,7% de las iniciativas de exploración se encuentran paralizadas y el 25,9% fueron desistidas por las empresas. Por otra parte, los proyectos activos el 28,6% corresponde a prospectos con oro como objetivo principal.

 

Atacama Lidera la Exploración

 

La mayor cantidad de proyectos se ubica en la región de Atacama, seguida de la región de Coquimbo y luego, Antofagasta. Destaca además, la región de Magallanes con nueve proyectos. Sin embargo, solo dos de ellos se encuentran activos. Todas las regiones presentan más de la mitad de sus proyectos en estado paralizado o desistido. La búsqueda de yacimientos de cobre en los últimos años se ha enfocado en la Cordillera de la Costa y en la Depresión central, entre las regiones de Antofagasta y O’Higgins, asociados a la Franja Metalogénica del Cretácico temprano.

 

Por otra parte, la exploración de metales preciosos (oro y plata), concentra la mayor parte de los proyectos en la alta cordillera entre las regiones de Atacama y Valparaíso, sector relacionado a la Franja Metalogénica del Mioceno. Según datos reportados por SNL, la realización de perforaciones para exploración minera se habría mantenido alta durante el primer semestre de 2017, descendiendo durante los últimos seis meses. Las perforaciones realizadas en Chile durante el último año habrían estado enfocadas en el oro como mineral objetivo, con un 53,4% de los pozos, seguido de la plata, 29% y en tercer lugar el cobre con un 10,3% de los pozos. “Esta situación difiere de años anteriores en los que el mayor esfuerzo en perforaciones estaba puesto en los proyectos de cobre”, aclara el informe de Co0chilco, que se puede ver in extenso en www.cochilco.cl

 

600 Millones de Dólares en Exploraciones

 

Respecto al presupuesto en exploraciones en Chile, este aumentó durante el año 2017 a US$ 603,4 millones; es decir, alrededor de US$ 106 millones más que 2016. Las empresas major o de gran minería son los actores más relevantes en el ámbito de la exploración en Chile con el 81,5 % del presupuesto mientras que las estatales, medianas y otras, alcanzaron participaciones de 5,4% y 4,3%, respectivamente.

 

Según Cochilco, al analizar los presupuestos según mineral objetivo, se observa un aumento en la participación del cobre en 29,6% y del oro en 26,5%, con respecto a 2016. A nivel mundial los metales base subieron un 24,4% y el oro un 24,3%. En general, el aumento del presupuesto en 2017 se explica por las inversiones de las compañías major en sus proyectos de ampliación o brownfields, justificado en la mejora de los precios del cobre (+18,2 %), metales base (+5,9%) y oro (+10,4%). En el caso de las empresas junior, medianas, estatales y otras, se mantuvo la tendencia a la baja de sus proyectos activos y a mantener estos en etapa de seguimiento. En ambos casos, la búsqueda de proyectos se enfoca en el cobre, oro, plata.

 

Los analistas de Cochilco, enfatizan en que “si bien, en relación al reporte de 2016, se evidencian mejoras en los indicadores propuestos, se requiere establecer condiciones que permitan potenciar la actividad de las compañías caracterizadas, ya sea mediante la incorporación de nuevos minerales, distintos al cobre, oro y plata, a la actual oferta o estableciendo nuevos poderes de compra, que permitan el ingreso de nuevos productores de mediana y pequeña escala”.

 

Más de 20 expositores

 

En el Foro Internacional de Exploraciones hubo 20 expositores. Entre ellos, destacaron José Pesce, Vicepresidente de Desarrollo de Recursos de Codelco, quien se refirió a los descubrimientos de cobre a lo largo del tiempo, explicando que, si bien hicieron muchos hallazgos hasta el 2008, a partir del 2009 estos comenzaron a bajar significativamente lo que, a su juicio, nos obligará a hacer las cosas distintas. “La actual tasa de descubrimiento no lograría satisfacer la demanda de cobre en el largo plazo, y esto es un riesgo. Para eso necesitamos cambiar el paradigma del proceso de exploración. Tenemos que desarrollar nuevas tecnologías y empezar a analizar exploraciones en áreas riesgosas”.

 

Por su parte, Angelo Peri, Exploration Manager de Sumitomo Metal Mining, habló del proceso de exploración en Chile, que se caracteriza por tener que pasar muchas barreras burocráticas, lo que es un peso para el explorador. ”Tenemos que ser un país minero y no uno que vive de la minería. La industria tiene que tener una mirada optimista del futuro del cobre, de alguna manera tenemos que estar preparados para lo que viene. Se requieren cambios de la industria y del Estado para que sea nuevamente eficiente”, manifestó.

 

Hamish Sampson, consultor de CRU, analizó las proyecciones para la minería del cobre. Hizo un profundo análisis de los proyectos que se encuentran en carpeta, de los cuales el 90% están paralizados. “Si consideramos la actual producción minera y las proyecciones de demanda, la brecha de suministro superará los 15 millones de toneladas para el 2035. Es por esto que es necesario que los proyectos estén alineados y de esa manera vamos a tener suficiente suministro para los próximos años. Hay incertidumbre con proyectos que aún no están definidos. Se necesita que más del 90% de los proyectos no comprometidos comiencen a operar para satisfacer la demanda de cobre en los próximos años”, dijo el analista, en la jornada que convocó a ejecutivos y académicos de diversos países.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Close