DestacadosNotas MinerasNoticias

Diego Hernández: “Queremos que nos dejen trabajar tranquilos y nos permitan seguir invirtiendo en minería”

  • El presidente de Sonami destacó la importancia de mantener las reglas del juego en la nueva carta magna, para permitir que el sector minero pueda seguir aportando a la economía y al desarrollo del país.

Durante la charla inaugural del curso para periodistas del sector minero, el jueves último, el presidente de la Sociedad Nacional de Minera, Diego Hernández destacó el importante papel que ha tenido la minería como pilar del desarrollo económico de Chile a lo largo de su historia y, especialmente durante la pandemia de Covid-19.

El líder sectorial hizo un repaso de la evolución que ha tenido el sector en las últimas 3 décadas y su rol en el desarrollo de las regiones, especialmente del norte del país, destacando también la existencia de una fuerza laboral madura y altamente profesional y tecnologizada.

Al ser consultado por las aprehensiones que tiene como representante de la minería privada (gran, mediana y pequeña empresa), en relación a una nueva Carta Magna, fue enfático en señalar que las características de largo plazo que tiene la inversión minera demandan que se mantengan las reglas del juego, que han permitido hasta hoy el desarrollo del sector y que mantienen a Chile como el primer productor de cobre del mundo, con el 28% de la producción mundial, así como su liderazgo en litio, nitratos, potasio, además de se un importante productor de oro, hierro y otros minerales. “Queremos que nos dejen trabajar tranquilos y nos permitan seguir invirtiendo como lo hemos hecho hasta ahora”, recalcó Diergo Hernández.

RALENTIZACIÓN DE INVERSIONES
En relación con las importantes inversiones que se prevén para el sector en los próximos años -que asciende a US$74.047 millones para el período 2020-2029 – el presidente de Sonami puso de manifiesto la visión de largo plazo que tiene un proyecto minero, considerando las etapas de exploración y obtención de permisos medioambientales y la licencia social, previas a la materialización de éste. Por lo tanto, dijo que “la estabilidad política y social, así como la certeza en el marco jurídico son fundamentales”.

Diergo Hernández, estimó difícil saber cuál será el nuevo escenario para la industria minera, debido a que en la medida en que se avance en la discusión de temas se van a entender mejor los límites que tendrán los cambios que se incorporarán a la Constitución. «Difícilmente un proyecto de una magnitud muy grande se va a empezar a ejecutar en estos próximos dos años hasta que no haya claridad”, recalcó el líder de la minería privada.

Por lo mismo, opinó que las inversiones en carpeta se retrasarán en los próximos dos años, mientras el país avanza en la discusión de una nueva Carta Magna y no existan garantías de que se mantendrán las reglas del juego. “Sin duda, habrá una ralentización de las inversiones durante los próximos dos años”, señaló.

Pero, aclaró que durante dicho período lo más probable es que las compañías mineras se aboquen a continuar con los estudios y tramitar los eventuales permisos que requerirán sus proyectos.

«No hay un campo abierto 100% para hacer cualquier cosa. Hay limitaciones que ya están establecidas en la ley -además de acuerdos internacionales- y cualquier decisión arbitraria que tome Chile contra la inversión extranjera, contra cualquier compromiso son decisiones muy caras», señaló.

Además, el presidente de Sonami estima que el quórum necesario para aprobar el marco legal garantizará que no avancen las ideas más polarizadas de cualquier espectro político. «Si dos tercios quisieran un cambio radical habría que respetarlo, pero no creo que sea el caso. Chile se ha polarizado en estos últimos años y hay que volver a juntarse en el centro, si no, vamos a tener dos países», afirmó. Diego Hernández.

«Chile no se puede permitir el lujo de prescindir de la minería y se puede hacer minería respetando el medio ambiente y todas esas exigencias», comentó al ser consultados sobre eventuales mayores requerimientos para desarrollar la actividad sectorial.

LA LEY DE GLACIARES
El dirigente gremial, también se manifestó contrario al proyecto de ley de glaciares que se tramita en el Congreso, indicando la necesidad de que sean organismos técnicos y no políticos los que tengan mayor peso en las decisiones, como ha sido en Canadá, Suiza y Suecia, por ejemplo. “Este proyecto fue presentado por Guido Girardi y es un “copy paste” de la Ley de Glaciares de Argentina, considerando que ese país es agrícola y no minero como Chile”, recalcó.

El tema de los glaciares es complejo, porque el concepto de glaciar es distinto al de permafrost y al de periglacial. Por esto, Diego Hernández señala que “se trata de un mal proyecto. Es una ley anti -minería, que puede tener muchas interpretaciones”.

Agregó que si la ley se aprobara tal como está presentado el proyecto legal, tendrían que paralizar Caserones, Los Pelambres, Andina, El Teniente y otras operaciones que están en la alta cordillera. “Si esto ocurre, Codelco perdería la mitad de su patrimonio”, advirtió Diego Hernández.

Como presidente de Sonami, también puso de relevancia el significado de una legislación que podría terminar bruscamente con una gran cantidad de empleos y los millones de dólares que el Estado gastaría en indemnizar a los dueños de las operaciones mineras afectadas.

Por último, Diego Hernández también se refirió a otros temas de alta sensibilidad para el sector, como son el tributario, el royalty, el derecho de propiedad minera y de agua, además de destacar la capacidad de resiliencia de la minería que se ha visto claramente reflejado durante la pandemia, lo cual ha permitido al sector seguir aportando fuertemente al PIB y mantener su rol de pilar de la economía del país (Fuente: Silvia Riquelme, S.R. Comunicaciones)

Tags

Artículos relacionados

Revisa también

Close
Close