DestacadosNotas MinerasNoticias
Trending

Los polimetálicos se convierten en el gran desafío para la minería chilena

  • En el lanzamiento oficial del Libro ChilePolimetálico, se dieron a conocer las auspiciosas proyecciones de demanda mundial de metales -distintos al cobre-, para habilitar la electromovilidad, las energías limpias y otras aplicaciones tecnológicas.

En más de 45 años, la oferta chilena exportable de minerales y metales ha incrementado su
dependencia de la minería del cobre y la producción de subproductos. Esta condición, sumada a
un nivel incipiente de encadenamientos productivos en la cadena del valor del negocio minero
respecto a otros países mineros, como Australia o Canadá, determinan altos grados de
vulnerabilidad de la economía, dada su baja diversificación y resiliencia en el largo plazo, para
enfrentar los nuevos desafíos que impone el mercado mundial.

Los ciclos de precios bajos del cobre, la sustitución del cobre en aplicaciones industriales, la
introducción de nuevos estándares de sostenibilidad (sociales, ambientales y otros), las nuevas
regulaciones en los mercados internacionales, la presencia de nuevos países oferentes de cobre de
mina y otras fuentes secundarias de abastecimiento de cobre, hacen más evidente esta
vulnerabilidad de nuestra economía, tan dependiente del metal rojo y de sus vaivenes frente a la
oferta y demanda global, y, por lo mismo, las fluctuaciones de precio, son amenazas permanente
para la economía nacional, la que se asienta principalmente en los recursos de nuestras
exportaciones de cobre.

Es importante destacar que, la minería del cobre es la principal exportación de Chile y así ha sido
durante el último siglo. En el período 1960-2020, la minería del cobre promedió 52% del total
exportado y en el año 2020, 11% del Producto Interno Bruto fue explicado a partir de la actividad
cuprífera.

Este escenario fue el que se analizó durante el lanzamiento oficial del Libro ChilePolimetálico,
donde se dieron a conocer las auspiciosas proyecciones de la demanda mundial de metales –
distintos al cobre-, para habilitar la electromovilidad, las energías limpias y otras aplicaciones
tecnológicas.

En la oportunidad, participaron Katrina Matamala, Líder en Gestión Proyectos y Desarrollo de
Proveedores en Corporación Alta Ley; Fernando Lucchini, presidente de la Corporación Alta Ley;
Guillermo Olivares, líder de Proyectos Minería en Corporación Alta Ley; representantes del Comité
Técnico de ChilePolimetálicos; Jorge Cantallops, director de Estudios y Políticas Públicas de
Cochilco; y Christian Sanhueza, jefe de proyecto Minería Abierta en Cochilco.

LOS GRANDES DESAFÍOS

Considerando lo expuesto, el gran desafío-país es la diversificación de la oferta minera exportable
y los polimetálicos abren un mundo de oportunidades para Chile.

En el contexto mundial, el acelerado desarrollo tecnológico global ha traccionado una demanda
progresiva por recursos minerales necesarios para aplicaciones en alta tecnología, la generación y
almacenamiento de energía desde fuentes renovables y la industria aeroespacial.

Las principales economías del mundo han generado iniciativas para asegurar el suministro de estos
metales y materiales, muchos de ellos producidos en zonas geográficas diversas y de alto riesgo,
posicionándolos como críticos para el desarrollo económico. Como resultado de esto, existen
varios estudios y listados con elementos críticos o estratégicos publicados por estos países, por
ejemplo, los que elabora el Departamento de Energía de Estados Unidos (DOE) o la Unión
Europea.

Por otro lado, las evidencias del cambio climático y aspectos inherentes a la sustentabilidad han
impulsado a las Naciones Unidas a promover los Objetivos de Desarrollo Sustentable (ODS),
proponiendo metas de mitigación y mejoras para el desarrollo de la actividad minera.

En este contexto, el Banco Mundial lanzó hace algunos años la iniciativa “Climate Smart Mining”,
que busca incorporar conceptos de economía circular, fomentando la extracción y el
procesamiento sustentable de minerales y metales para asegurar el suministro de tecnologías de
energías limpias, minimizando la huella de carbono y el desarrollo de nuevos materiales en toda la
cadena del valor de la industria extractiva en países con una alta dotación de recursos minerales.

El desarrollo tecnológico y el uso de tecnologías bajas en emisiones de Gases Efecto Invernadero
(GEI) requieren hoy en día de una mayor variedad y calidad de materiales, donde los recursos
minerales tienen un rol preponderante. Sólo el sector del almacenamiento de la energía (baterías),
podría generar un mercado de US$ 300.000 millones en el año 2024; lo que podría inducir una
mayor demanda de cobre, litio, cobalto, zinc, grafito, níquel, manganeso, vanadio y otros.

El Libro Chile Polimetálico entrega una completa información de estos minerales y su potencialidad de desarrollo. El documento se puede consultar y descargar en el siguente  link www.chilepolimetalico.cl.

Artículos relacionados

Revisa también

Close
Close