DestacadosNotas MinerasNoticias
Trending

Al 2029 el consumo eléctrico esperado en la minería crecería aproximadamente 2,9% anual

Esta es una de las conclusiones del estudio de Cochilco “Proyección del consumo de energía eléctrica en la minería del cobre 2018-2029”. La región de Antofagasta seguirá concentrando más de la mitad del uso de energía en minería cuprífera.

La Comisión Chilena del Cobre, Cochilco, dio a conocer el estudio “Proyección del consumo de energía eléctrica en la minería del cobre 2018-2029”, que tiene por objeto proyectar el consumo para el periodo 2018-2029 sobre la base a dos factores: 1) La cartera de proyectos y operaciones mineras vigentes, y 2) La cartera de proyectos futuros.

Debido a la incertidumbre asociada a la producción, las estimaciones de consumo eléctrico se construyen tres escenarios: esperado, máximo y mínimo. En resumen, el estudio concluye que el consumo eléctrico esperado crecería desde 22,6 TWh hasta 31,9 TWh, es decir, aproximadamente 2,9% promedio anual.

Se estima, de acuerdo con este consumo, que, para satisfacer la demanda esperada de la minería del cobre, se requeriría agregar una capacidad de generación eléctrica de 1.336 MW en el período 2019 – 2029.

CONSUMO REGIONAL

Según el informe de Cochilco, a nivel regional no se proyectan grandes variaciones en las participaciones de consumo; y la región de Antofagasta seguirá concentrando más de la mitad del uso de energía en minería cuprífera, seguida por las regiones de Atacama, Tarapacá y O’Higgins con alrededor del 10% del consumo estimado cada una al comienzo del periodo.

Sin embargo, aclara el informe, a partir de 2024, se espera que Atacama aumente su participación por encima del 13% y que O’Higgins baje al 7%. Para Tarapacá, por su parte, no se prevén variaciones significativas.

Asimismo, enfocando el análisis según la condicionalidad de las operaciones vigentes y proyectos, encontramos que, si bien al 2018 las operaciones ya existentes concentran prácticamente la totalidad del consumo eléctrico esperado en minería cuprífera, al 2029 los proyectos potenciales, posibles y probables llegan a representar cerca de un cuarto del total.

De igual forma, analizando por tipo o propósito del proyecto, vemos que los proyectos de expansión, reposición y especialmente los nuevos adquirirán una importancia creciente, en conjunto pasando de representar un 19% del consumo esperado en 2018 al 56% en 2029.

Al revisar el consumo esperado por procesos, vemos que la Concentradora es por lejos la principal fuente de consumo esperado durante todo el periodo, creciendo desde un 58% del consumo en 2018 al 67% hacia el 2029.

El uso de agua marítima es otro proceso para el cual se proyecta un alza importante, pasando del 4% en 2018 al 10% en 2029, convirtiéndose en el segundo proceso de mayor intensidad de consumo eléctrico detrás de la Concentradora.

Para los procesos de lixiviación por su parte se proyecta una caída importante desde un 20% del total en 2017 al 8% en 2029, mientras que para los de fundición es estima un leve decrecimiento en la participación, pasando del 7% en 2018 al 6% en 2028.

Por último, los procesos de mina subterránea, refinería y servicios se mantendrán con participaciones relativamente bajas, con ninguno sobrepasando el 2% del consumo durante el periodo de estudio. El estudio completo se puede bajar de la web, en el link:

https://www.cochilco.cl/Listado%20Temtico/Proyecci%C3%B3n%20Consumo%20EE%202018-2029.pdf (Fuente: Departamento Estudios de Cochilco. Editado por S.R. Comunicaciones)

 

Tags

Artículos relacionados

Revisa también

Close
Close